¿Existe una conexión entre el materialismo y la felicidad?

Los humanos en la era moderna viven una vida excepcionalmente segura y materialmente cómoda. Sin embargo, el materialismo y el consumismo también crean una distracción de las relaciones personales. ¿Existe una relación entre la riqueza material y la felicidad? Hari también se lo pregunta.

Y menciona la investigación del profesor Tim Kasser, quien ha estudiado los valores y objetivos materialistas. Tal como sucede con la comida chatarra que ha causado un deterioro masivo de la salud, Kasser considera que los “valores chatarra” se han infiltrado y deteriorado el espacio mental.

La investigación de Kasser demostró de manera concluyente que mientras mayor sea el deseo por el dinero y el estatus, mayores serán las probabilidades de sucumbir en la depresión. Hari explica lo siguiente:

«Considero que esto se debe a que todas las personas conocen sus necesidades físicas naturales, ¿no es así? Necesitan comida, agua, vivienda, y aire limpio; y si remuevo estos factores, se enfrentarían a un verdadero problema. Pero existe evidencia sólida de que todos los seres humanos cuentan con necesidades psicológicas naturales.

Necesitan sentir que pertenecen, que su vida tiene sentido y propósito, que son apreciadas y valoradas por los demás, y que tienen un futuro. Nuestra cultura tiene muchos aspectos buenos, pero hemos fracasado en satisfacer dichas necesidades psicológicas subyacentes».

Kasser también investigó los métodos para revertir algunos de estos efectos. La respuesta resultó ser bastante simple.

Cuando las personas se reunían regularmente para analizar sus valores materialistas, como su «necesidad» por un calzado deportivo de alguna marca determinada, no pasó mucho tiempo antes de que comenzaran a cambiar sus valores, al comprender que dichas adquisiciones materiales no causarían ninguna diferencia en sus vidas.

También discutían los momentos que causaban mayor satisfacción en su vida, y una vez que los participantes habían identificado las actividades que les causaban una sensación de bienestar, se les solicitaba que descubrieran las maneras de incorporarlas en sus vidas.

«Ese único proceso de reunión y convivencia de cada dos semanas, desarrollo un cambio medible en los valores de las personas», explica Hari. «Disminuyo el materialismo, lo cual se relaciona con menores niveles de depresión y ansiedad».

Según Hari, la investigación demuestra con claridad que la pobreza se encuentra vinculada con la infelicidad. Todos necesitamos elementos básicos. Pero una vez que estos se cubren, el dinero adicional no equivale a una mayor felicidad. Además, la búsqueda constante de mayores cantidades de dinero es lo que, en última instancia, corrompe los valores y causa infelicidad.

El movimiento minimalista

El movimiento minimalista con su enfoque de llevar una vida más sencilla con menos bienes materiales, al favorecer los «placeres simples» y las interacciones humanas en su lugar. ¿Este movimiento es la solución? Probablemente, «sí».

Hari cita un estudio de la década de 1970, el cual dividía a los niños en dos grupos. A un grupo se le mostraron dos anuncios de un juguete popular, mientras que al otro grupo no se le mostró ningún anuncio. Asimismo, se les mencionó a ambos grupos que eligieran entre dos opciones: jugar con un niño amigable que no tenía el juguete, o jugar con un niño hostil que tenía el juguete.

Los niños que vieron los anuncios decidieron jugar con el niño hostil, mientras que aquellos niños que no vieron los anuncios decidieron jugar con el niño amigable. «Dos anuncios fueron suficientes para influenciar a los niños a elegir un trozo de plástico en lugar de divertirse y crear una conexión», explica Hari.

Esto, en definitiva, demuestra los efectos de la publicidad. Su objetivo principal es causar insatisfacción e inferioridad, para luego presentar una solución sobre dichos sentimientos: cómprelo para ya no sentirse insatisfecho e inferior. La publicidad vende soluciones para las necesidades fabricadas.

«La idea de que es momento de cambiar este rumbo es nuestra mejor opción; es decir: el tiempo de vida es muy corto, quizá es mejor dedicarlo en cosas realmente significativas», explica Hari.

Cómo superar la soledad

Si se enfrenta a la soledad, ciertamente no es el único. En la entrevista con Hari se abordan numerosas soluciones. A continuación, encontrará numerosas estrategias, extraídas de diferentes fuentes, las cuales pueden ayudar a enfrentar la soledad:

  • Unirse a un club —Los enfoques proactivos para conocer a otras personas incluyen: unirse a un club y planear reuniones con amigos, familiares o vecinos

Muchas comunidades también brindan actividades comunitarias las cuales ofrecen experiencias e interacciones con los vecinos

  • Aprender una nueva habilidad —Se recomienda inscribirse a una clase o curso educativo
  • Crear rituales de conexión —Los rituales son un instrumento poderoso para reducir la soledad. Los ejemplos incluyen: Conversaciones semanales con amigas o que la hora de comer sea un momento especial para conectarse con la familia sin apresurarse
  • Considerar una limpieza digital —Si la vida digital ha superado las interacciones personales, es necesario tomarse un descanso de las redes sociales y tomar medidas proactivas para conocer personas de manera presencial
  • Buen uso de los medios digitales — Para otras personas, una llamada telefónica o un mensaje de texto pueden ser muy necesarios. Como el envío de mensajes de texto alentadores a aquellas personas que se enfrentan a la soledad, los cuales ofrezcan apoyo y ayuda para implementar una vida más saludable, así como cambios saludables en el estilo de vida
  • Ejercitarse con otras personas —Unirse a un gimnasio, club o deporte en equipo para ejercitarse creará oportunidades para conocer personas y mejorará su estado físico
  • Realizar las compras de manera local — Frecuentar las tiendas, cafés o mercados locales lo ayudará a desarrollar un sentido de comunidad y a formar relaciones
  • Hablar con extraños — Hablar con extraños en la tienda, vecindario o sus trayectos diarios normalmente presenta un desafío, pero puede ofrecer numerosos beneficios, incluyendo el alivio de la soledad (la suya y la de otros). Hablar con extraños crea lazos entre personas que de otra manera no podrían establecer una conexión

Las personas del sexo opuesto, con diferentes estilos de vida o culturas son la clave para abrirse a nuevas ideas o crear conexiones duraderas

  • El Voluntariado —es otra manera de aumentar las interacciones sociales y crear un camino para nuevas relaciones
  • Adoptar una mascota — Una mascota puede brindar amor y comodidad incondicionales, y los estudios demuestran que puede ayudar a proteger contra la soledad, depresión y ansiedad
  • El vínculo que se forma entre una persona y su mascota puede ser increíblemente satisfactorio y funciona, en gran medida, como una relación importante y gratificante. La investigación sobre este tema es bastante profunda.

Por ejemplo, tener un perro como mascota podría añadir años a su vida, ya que los estudios han demostrado que tener una mascota desempeñó un papel importante en las tasas de supervivencia de las víctimas de ataques cardíacos.

La aceptación y amor incondicional que una mascota ofrece, tiene un impacto positivo en la salud emocional de las personas:

  • Aumenta la autoconfianza y la autoestima
  • Ayuda a conocer nuevas personas y promueve la comunicación entre aquellos residentes y vecinos de edad avanzada
  • Ayuda a enfrentar la enfermedad, pérdida y depresión
  • Reduce los niveles de estrés
  • Proporciona una fuente de contacto y afiliación
  • Si se encuentra buscando una nueva mascota, se recomienda visitar un refugio de animales local. La mayoría se encuentran repletos de mascotas que buscan un hogar lleno de amor

Mudarse o cambiar de trabajo — Aunque es la opción más drástica de todas, puede ser una solución para algunas personas. Para que funcione, es necesario identificar el entorno o cultura que mejor se adapte a su personalidad, así como la cercanía de sus antiguos amigos y familiares

0