El calabacín es un vegetal que a muchas personas les encanta debido a su versatilidad. Ya sea como ingrediente de sopas y ensaladas, como platillo principal o en rebanadas como aperitivo, es una excelente forma de añadir nutrientes en sus comidas

Esta receta de “pasta” además de ser fácil y rápida, combina hierbas, especias y otros condimentos asiáticos para crear un delicioso platillo estilo oriental muy delicioso y original

Ingredientes:

  • 2 calabacines medianos, rebanados en tiras
  • 1 cucharada de Tahini sin procesar y fresco
  • 1 cucharada de miso orgánico
  • 1 lima orgánica y fresca exprimida
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de vinagre de arroz japonés
  • ½ cucharada de comino
  • 2 cucharadas de algas Hijiki o Wakaname

 

Tamaño de la porción: 2

Procedimiento:

En un procesador de alimento o licuadora, mezcle todos los ingredientes menos los fideos de calabacín. Licúelos hasta que tenga una consistencia suave. Vierta la mezcla sobre los fideos de calabacín

Tip: Puede comerse los fideos de calabacín crudos o puede cocinarlos rápidamente salteándolos en 1 cucharada de aceite de coco a fuego lento

 

Deliciosa y beneficiosa para la salud:

Actualmente, muchas personas sufren de resistencia a la insulina y a la leptina debido a las altas cantidades de azúcar en su alimentación, esto los predispone a la obesidad, la diabetes y otras enfermedades crónicas.

Si es una de esas personas, hasta que haya normalizado sus niveles, lo mejor es evitar granos como la pasta y el arroz, ya que también se convierten en fructosa en su cuerpo. Pero, dado a que esta receta utiliza calabacín en lugar de fideos de pasta convencionales, es un platillo seguro de consumir.

No se arrepentirá de utilizar el calabacín porque tiene un impresionante contenido nutricional. Es bajo en calorías, rico en fibra y potasio, así como en antioxidantes flavonoides como la zeaxantina, luteína y carotenos, que desempeña un papel muy importante al ralentizar el envejecimiento y prevenir las enfermedades. Sin embargo, la mayoría de los antioxidantes y la fibra contenida en este vegetal se encuentran en su piel, así que cuando utilice calabacín para hacer pasta, lo mejor es dejar su piel intacta.

Algunos de los ingredientes para la salsa de la pasta, como el tahini o el alga Hijiki o Wakaname podrían sonar demasiado exóticos, especialmente si no está familiarizado con la cocina asiática, pero le dan un gran sabor al platillo y también le añaden increíbles beneficios para la salud. Por ejemplo, el miso, un pasta de soya fermentada con una textura salada y mantecosa es un alimento rico en probióticos

Los otros ingredientes son probablemente artículos básicos en su cocina. Por ejemplo, el ajo es una hierba que muchas personas utilizan todos los días para cocinar. Un miembro de la familia allium de los vegetales, junto con las cebollas y los puerros, el ajo es tónico de salud probado que tiene una gran variedad de propiedades curativas.

Los estudios han demostrado que el ajo afecta positivamente a más de 160 enfermedades diferentes y sus beneficios pueden resumirse en tres categorías principales:

Impulsar la función inmunológica a través de sus propiedades anti fúngicas, antibacterianas, antivirales y antiparasitarias – incluso puede combatir las bacterias resistentes a los antibióticos

            Reducir la inflamación para ayudar a prevenir la aparición de enfermedades relacionadas como la osteoartritis

            Mejorar la salud cardiovascular y la circulación sanguínea – ayuda a proteger contra la coagulación y formación de placa, mientras mejora los lípidos y reduce la presión arterial

            Ayudar a combatir las células de cáncer, incluyendo las células de cáncer de pulmón, mama, cerebro, gástrico y pancreático

Mientras que el comino no sólo le da color y sabor al platillo, sino también tiene un impresionante repertorio de vitaminas y minerales que pueden ayudar a mejorar su digestión, promover el desempeño cognitivo, combatir infecciones vitales e impulsar su sistema inmunológico. Incluso puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro, disipar el moco y las flemas e incluso podría aliviar la ansiedad y la depresión.

 

Un estudio encontró que el comino podría ayudar a promover la pérdida de peso, reducir las grasas corporales y mejorar los niveles de colesterol poco saludables.

Por último, la lima recién exprimida no sólo da sabor, sino que también muchos beneficios para la salud. La lima contiene antioxidantes que eliminan los radicales libres como vitamina C y kaempferol, además puede ayudar a proteger contra la inflamación, aterosclerosis, enfermedades cardíacas, gripe y resfriado. De acuerdo con las investigaciones de laboratorio, las limas y otras frutas cítricas también contienen compuestos beneficiosos llamados limonoides, que ayudan a combatir el cáncer de pulmón, mama, estómago, colon, boca y piel.

¡No tire la cascara de la lima! Puede utilizarla para aromatizar y refrescar sus habitaciones y botes de basura, como repelente de insectos o incluso secarla y utilizarla para encender su chimenea. Lea más acerca de los diferentes usos caseros para la lima y los limones

0